Vivimos en un mundo capitalista fuertemente basado en el consumo. Nuestra economía por desgracia no es circular sino lineal, basta con ver cómo todos nuestros aparatos electrónicos acaban en las costas de África tras su reducida vida útil o cómo se llevan al desguace vehículos que podrían seguir funcionando durante unos cuantos años tras un pequeño arreglo. El mundo de la bicicleta obviamente no se escapa a esta norma y hoy me gustaría entrar en un terreno muy pantanoso para hablar de cómo funciona la vertiente comercial de nuestro mundillo. ¿Por qué pantanoso?, dirán algunos de mis lectores. Muy sencillo: ninguno de los actores que participa en ella puede hablar demasiado en su contra: Los propios fabricantes de bicicletas y piezas están interesados en que la rueda se siga moviendo sin parar. Los ciclistas profesionales, a pesar de que todos los que nos movemos con ellos conocemos su opinión mayoritaria en privado, no pueden abrir la boca (no muerdas la mano que te da de comer, dicen) y los propios consumidores hechizados por las bondades que les han contado y su falta de conocimiento técnico no son capaces de distinguir cuando se les da gato por liebre. En este artículo me gustaría resumir de manera breve y concisa el funcionamiento de nuestro no tan pequeño mercado y, posteriormente, dar una opinión lo más objetiva posible sobre algunos de los items que se nos está intentando vender en el último lustro que, al menos en mi perspectiva, no son lo que nos están vendiendo.

Para comenzar me gustaría darles una imagen mental del planteamiento de las grandes marcas a la hora de mover el mercado: En primer lugar a la marca no le interesa vender un producto de muy baja calidad/durabilidad: si todos sus cuadros fisuran al cabo de un año la mala fama acabaría con el fabricante en muy poco tiempo. He tenido la suerte de haber colaborado con grandes marcas en varios procesos de diseño de material a lo largo de mi carrera profesional y he podido presenciar el estudio de mercado que hacen los fabricantes antes de lanzar sus productos. Reconocen perfectamente que el consumidor promedio del mercado ciclista es un individuo dispuesto a gastar notables cantidades de dinero cada no mucho tiempo con el fin de no sólo ser más rápido sino también presumir de su montura entre sus conocidos. Por tanto, el negocio es bastante sencillo: al cliente hay que proporcionarle un aliciente, motivo o como quieran llamarlo cada no mucho tiempo para que se decida a cambiar piezas o, lo que es aún más sangrante, una bicicleta perfectamente funcional y de calidad por otra supuestamente aún mejor. Ninguna marca que se precie puede permitirse vender productos de baja calidad, pero tampoco puede tolerar que el cliente compre una bicicleta cada década, ya que el negocio dejaría de ser rentable en no mucho tiempo. Como consecuencia de lo que acabo de decir podemos presenciar como cada lustro aparece al menos un par de “upgrades” que van a revolucionar el mercado, aportar un extra a nuestra experiencia como ciclistas o simplemente nos dejarán presumir de llevar lo último. La pregunta que obviamente les surgirá ahora es la que voy a responder en los siguientes párrafos: ¿es todo tan rompedor/necesario/bueno como nos lo vende la industria?

Frenos de disco en ciclismo de carretera:

Recientemente hice una pequeña encuesta en Twitter para conocer la opinión de mis lectores sobre varias de las supuestas mejoras que promociona la industria de la bicicleta en los últimos tiempos. Me resultó muy reconfortante ver que la mayoría tiene una opinión similar a la mía en lo referente a los frenos de disco en carretera:

Voy a ser sincero con este apartado: lo que se está haciendo con los frenos de disco en carretera roza la publicidad engañosa: cuando promocionas un item destacando a los cuatro vientos sus ventajas pero omitiendo deliberadamente sus inconvenientes, estás engañando al consumidor. Y es algo que me tiene profundamente molesto. Todo obviamente acompañado de una inmensa campaña publicitaria bien pagada en los medios “especializados” que todos ustedes podrán imaginar. Voy a omitir las desventajas relacionadas con la competición de alto nivel (dificultades para cambiar de rueda y peligro añadido en las caídas) ya que entiendo que el público objetivo de mi artículo es más bien el aficionado que sale a disfrutar de su bicicleta y a lo sumo participa en alguna marcha. Para este tipo de caso los frenos de disco aportan una ventaja incontestable: su frenada es notablemente mejor en mojado y marginalmente mejor en seco si se comparan con un freno de zapata de calidad media/alta en rueda de aluminio (al respecto de por qué rueda de aluminio y no de carbono se podrá leer más adelante). Aquí básicamente acaban las ventajas de los discos. No son pocas, dirá alguno y estará en lo cierto, pero ahora me gustaría mostrar la otra cara de la moneda: El freno de disco es un win-win de manual para la industria: obliga a cambiar de rueda y casi siempre de cuadro consiguiendo una renovación instantánea del mercado. Una bicicleta con frenos de disco es más cara (+/- 400-600 euros de diferencia para el mismo modelo), más pesada (de nuevo 400-600 gramos de diferencia), menos aerodinámica (he llegado a ver hasta 10w de diferencia a 40 por hora en el túnel de viento) y sobre todo, si lo anterior no fuera suficiente, mucho más cara y laboriosa para mantener. Cualquiera puede cambiar sus zapatas (que además tienen un coste nimio) en casa. Cambiar pastillas y discos para la mayoría de los aficionados se convierte en motivo para acudir a un taller, por no hablar de los constantes desajustes y ruidos del sistema. Sí, quitar y poner la rueda puede llegar a convertirse en un suplicio por los constantes roces. Tras leer estas líneas seguramente alguno todavía pensará que una mejor frenada bien merece todos los perjuicios enumerados. En estos casos, yo me preguntaría: ¿Cuántas veces sale con lluvia? ¿Cuántas veces toca el freno a lo largo de una salida? Aquí tendrá la respuesta. Si vive en un terreno orográficamente complejo como Euskadi o Asturias y la mitad de sus entrenos son con lluvia, incorporar discos puede tener sentido. Si, no obstante, vive en Toledo, la lluvia en su zona es una anécdota y el terreno es mayoritariamente llano, desde luego que la balanza no se inclina en favor de los discos.

Como último apunte me gustaría destacar algo que no había observado hasta ahora con ningún “upgrade” que se nos ha intentado vender: La industria está básicamente imponiendo lo que tenemos que comprar: el año que viene ningún equipo profesional correrá sin discos y muy probablemente ya no se ofertará la opción de las zapatas entre la oferta de los principales fabricantes. Ustedes deberán valorar si les compensa pagar bastante más dinero por algo más pesado, menos aerodinámico y bastante más costoso de mantener a cambio de una frenada un poquito mejor.

Cambio electrónico

A diferencia de los discos, sí considero que el cambio electrónico tiene su cabida en algunos casos, pero desde luego no en el del aficionado promedio. De nuevo se trata de una opción más cara (500-700 euros), más pesada y potencialmente más cara de mantener si empieza a dar problemas. Todo a cambio de ahorrarse algunos ajustes y tener una sensación más suave en marcha. Es una opción más que interesante para los contrarrelojistas y para los corredores de ciclocross pero desde luego en mi opinión sus perjuicios superan a sus bondades en el caso de un aficionado cualquiera: La opción de que la batería se descargue en medio de la ruta es real, aunque tampoco muy importante. Las averías de la batería sí se pagan caras y la suavidad del cambio, aunque sí apreciable, no justifica la inversión extra y el aumento de peso desde mi punto de vista.

Rueda de carbono con cubierta

No les voy a engañar: me sorprende mucho ver ruedas de carbono montadas con cubierta y cámara. Si bien comprendo perfectamente la comodidad de llevar una cámara en lugar de un tubular, no puedo llegar a entender el motivo de hacer semejante adquisición por parte de un aficionado. El principal beneficio de incorporar carbono a una rueda es la posibilidad de disminuir notablemente el peso a la vez que se aumenta el perfil, obteniendo con ello mayor rigidez y mejor aerodinámica (en algunas situaciones). El mismo modelo de rueda en tubular suele reducir 200 a 300 gramos de peso justo en el lugar donde más importa esta reducción. Este beneficio se anula completamente adquiriendo el modelo de cubierta. Para hacer entender mi punto de vista voy a poner un caso práctico: La rueda tope de gama de aluminio de una archiconocida marca cuesta 700-750 euros. El modelo siguiente, que viene siendo una gama media de carbono, con 20-25mm de perfil más, cuesta aproximadamente el doble. La funcionalidad de ambas ruedas (rodamientos, eje, buje, etc) es la misma por lo que la diferencia se reduce básicamente al perfil y al peso, que en el caso del modelo de cubierta es exactamente el mismo en ambas ruedas. Bien, pagan unos 750 euros más por 20-25mm de perfil. Trabajando en el túnel de viento he podido observar las ganancias tan marginales (y dependientes de la dirección del viento) que se obtienen con ese aumento de perfil, para nada lógicas para el desembolso que ha supuesto el cambio. No hace falta que comente que la misma rueda en su versión de discos se va a los 2000 euros, si bien en este caso la justificación sería mayor al evitar el sobrecalentamiento de las llantas de carbono en las bajadas. ¿Cuál es mi recomendación? Para cicloturistas, buenas ruedas de aluminio sin discos: buena frenada, posibilidad de llevar cubierta con peso contenido y calidad/precio incontestable. ¿Carbono? Como mucho y si nos sobra el dinero tener un segundo par de ruedas, de tubular y sólo para los días especiales (marchas, etc). Voy a dejar de lado también las diferencias entre tubular y cubierta en cuanto a rodadura, ya que a día de hoy las cubiertas top del mercado ya igualan e incluso superan a los mejores tubulares en este aspecto. Tampoco voy a comentar la más que posible motivación estética de incorporar unas ruedas de carbono, ya que para mí, como preparador físico que se centra sólo en aquello que nos hará ir más rápido sobre una bicicleta, es una cuestión totalmente irrelevante.

Otros inventos de la industria

La encuesta de Twitter me permitió conocer algunas otras propuestas que me hiceron mis lectores. Entre ellas figuraban los platos ovalados, de los cuales ya hablé en su momento en un artículo previo:

“Yo, con la ciencia disponible a día de hoy, tengo una opinión bastante neutral: no creo que perjudiquen pero tampoco veo probable que mejoren significativamente el rendimiento. Soy muy reacio  a pedir que mis clientes hagan un desembolso económico importante en algo que no tiene un efecto claro con base científica. Por ello, nunca los recomiendo específicamente (por el coste y la incertidumbre de la maniobra) pero tampoco me opongo cuando un deportista desea probarlos por iniciativa propia.”

También se habló en el hilo de mi encuesta de “rodamientos, bujes, roldanas que te hacen ir un 6% más rápido”. Al respecto de esto pondré un par de ejemplos bastante divertidos: la famosa cadena de los 10w  del Ineos que no se ha validado en ningún estudio independiente sería el primero. Otro, aún más exagerado, es de mi propia cosecha. Estoy bastante acostumbrado a que una archiconocida marca estadounidense promocione cada año su nuevo cuadro tope de gama otorgándole ganancias desorbitadas (10w unos años, 4% otros) al respecto del cuadro tope de gama del año anterior. Por supuesto, de ser cierto las velocidades alcanzadas por los profesionales tras 20 años ganando 10w cada año serían más propias de MotoGP que de un deporte no motorizado. En cualquier caso, y volviendo a la cuestión, recuerdo que testeando a un triatleta en sus preparaciones finales para Kona tuve la suerte de presenciar como, paralelamente, se comparaba en el túnel del viento el cuadro tope de gama de esa misma marca con un gama media (algo más de 6000 euros de diferencia entre ambos). ¿Saben cuál era la diferencia de vatios a 40 kilómetros por hora? 6. A menos de 1w por cada 1000 euros desembolsados. Juzguen ustedes mismos.

Sebastian Sitko

Profesor Facultad de las Ciencias del Deporte de la Universidad de Zaragoza, Máster en alto rendimiento por el Comité Olímpico Francés, Graduado en Ciencias del Deporte, Entrenador Nacional de Ciclismo, Triatlón y Atletismo y entrenador oficial del Colegio Americano de Medicina del Deporte. 

Comentarios: 76

  1. Pepe dice:

    Madre mia cuanta razón tienes en todo lo espuesto,nos quieren meter el disco sí o si yo de momento mientras que puede comprar bicis sin discos , de todas formas me compré una bianchi xr3 sin discos espero jubilarme con ese bici.un saludo

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por el comentario Pepe.

      Te recomiendo que cuides esa espectacular máquina, porque en unos años no habrá ni repuestos para garantías.

      Un saludo

      Sebastian

    • Marcos dice:

      Yo también compré un bicicleta de ruta Jeep, exelente liviana y sin frenos de disco,

  2. Nacho dice:

    De los potenciómetros estaría bien tu criterio por que lo veo igual. Saludos

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por el comentario Nacho.

      Al contrario, un potenciómetro es, junto con un rodillo inteligente la mejor inversión que puede hacer un ciclista aficionado en mi opinión. Desde luego mucho mejor que gastarlo en cualquier otro componente de la bicicleta.

      Un saludo

      Sebastian

    • Jose dice:

      Todo es mas estética y bussines q cualquier otra cosa.

  3. Jose Miguel dice:

    Estoy totalmente de acuerdo
    Nos dejamos llevar por el core y no por la cabeza
    Las marcas hacen lo que sea para poder vender sus “exquisitos” productos.

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por el comentario Jose Miguel

      Las marcas hacen lo que tienen que hacer. Somos nosotros los que tenemos que estar siempre alerta ante lo que nos venden.

      Un saludo

      Sebastian

  4. Fran Cochon dice:

    Madre mia …llevo tanto tiempo dicendo esto sin ser nada más que un aficionado, y ex dueño de un pequeño taller, y haciendome enemigos por todos lados….que me ha salido una lagrimilla al leer a una eminencia respaldandolo con datos objetivos.
    GRACIAS

    • bokone dice:

      #savetherimbrake

    • Martin dice:

      Tengo una tienda desde hace muchos años , se lo digo a mis clientes, y no me hacen caso. Se creen que porque sea muy cara es mejor, antes de fabricacban bicicletas de mucha mejor calidad y sin apenas mantenimiento

    • Angelo dice:

      Pues me ha encantado pero si ya tenía dudas ahora ni te digo jajajajja tengo una bici “convencional “ y quería cambiarla a una de disco … vaya duda ahora … pero todo lo que dices es correcto , añadiría q mi bici , tope de gama en trek , ahora vale poco … en fin somos unos caprichosos .. jajajajja

    • Pototo dice:

      Hay que ser o observarla ingeniería de una bicicleta con discos o sin discos los ángulos se pueden trabajar mejor con las de disco y si son de carbono mucho mejor en comodidad rigidez rapidez etc I más de d esta por algo el mercado esta hay lo puedes elegir yo creo que son adelantos en nuestro benefio

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por los comentarios. Realmente el tendero se encuentra ante una encrucijada: la marca impone lo que tiene que vender y, aunque no esté de acuerdo, tiene que intentar hacer creer al consumidor que le está vendiendo algo mucho mejor. En definitiva, un papel muy complicado pero de algo tienen que vivir también, no les culpo para nada.

      Un saludo

      Sebastian

    • Los frenos de disco, en ciclismo son completamente innecesarios, deberíamos los aficionados protestar, ante los fabricantes chupasangres.

  5. Manuel dice:

    Muchas gracias por el artículo, soy un ciclista aficionado que tengo una mountain-bike y estoy pensando en comprar una bicicleta gravel, tus observaciones me han ayudado a elegir una bici de aluminio básica

    • Sebastian Sitko dice:

      De nada Manuel, no estoy intentando convencer a nadie de nada sino simplemente dar información para que cada uno elija acorde a sus necesidades.

      Un saludo

      Sebastian

    • Josep dice:

      Me ha encantador este artículo. És por esto que me atrevo a consultar sobre una tija con suspensión. Ya se que no sustituyen una suspension trasera, però ¿són recomendables? Sobre todo para gente con problemas de espalda. La Verdad és que ya la tengo, pero por culpa de una lesión, todavia no he tenido ocasión de probarla.
      Muchas gracias y un saludo

  6. Juan Carlos dice:

    Te doy la razón en todo, estoy de acuerdo con lo que has dicho, la única ventaja de todo esto, es que los fabricantes van mejorando el producto y termina siendo una cosa bastante aproximada a lo que necesitamos y esperamos.
    Y claro, todo esto hay que financiarlo y gracias a esos amantes de lo último se consigue el objetivo final qué es mejorar los productos.

  7. Rafael dice:

    Que razón tienes Sebastián, me gusta mucho tu artículo, porque es la más sincera realidad.

  8. manuel dice:

    Muy bien explicado por gente que sabe de ésto. Utilzar el sentido común:cuando y donde utilizamos la bici, que nivel tengo, etc…, esas son lo parámetros por que me tengo que dejar llevar. Y sobretodo disfrutar como un niño de 50 años de mi pasión. LA BICICLETA.

  9. Oriol dice:

    Gracias por el artículo, hace tiempo que veo todos estos enredos de las fábricas, empezaron con el mtb y ahora la carretera. Con rueda de 26 no puedes ir ni a buscar el pan. El otro día fui a buscar una bici de carretera para un amigo y le querían cobrar 6500 euros por una bici supuestamente súper aerodinámica, como todas este año sin cables vistos , discos etc. Y pesaba más de 9 kg. Que tontería. Le dije que continuara con la antigua. Saludos.

    • Rideandlife dice:

      Buenos dias.
      Yo el articulo lo veo dentro, de mi campo que es la Ingenieria mecánica.
      La evolución es necesaria tanto para la industria como para el ciclista.
      Este mismo articulo podiamos plantearle en el momento en que salieron los cambios en las manetas, los cuadros de carbono, las ruedas montadas de fabrica, las 9-10-11 velocidades, los sillines especiales, las mejora en las cubiertas (ahora casi no se pincha).
      Necesitamos evolución. Y dentro de unos años pensaremos como podiamos ir sin cambio electrónico, o con todos esos cables por fuera, o con bicis q apenas frenaban cuando nos pillaba la lluvia, o cuando llegue el momento con sistema de transmisión por cadena.
      La evolución en forma de innovacion y desarrollo es necesaría, fomenta el empleo sostenible…lo q hay q ser inteligente y saber cuando es el momento de introducirla.
      Un saludo

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por el comentario Oriol. Efectivamente, a base de incorporar “gadgets” de dudosa utilidad, el precio se encarece y se dan más motivos para cambiar, que es lo que al final busca la industria.

      Un saludo

    • Sebastian Sitko dice:

      Rideandlife (o el nombre que se oculte tras ese pseudónimo): estoy de acuerdo en la esencia de lo que planteas. El problema es que, como científico, planteo un argumento muy sencillo ampliamente utilizado en campos como la medicina: a la hora de comercializar un fármaco nuevo, el perfil beneficios/efectos secundarios tiene que ser atractivo. En cualquier ámbito de desarrollo de tecnologías que van a facilitar nuestra vida, se debería aplicar el mismo principio: ¿Las ventajas del nuevo producto superan ampliamente a las desventajas? Si el producto ofrece las mismas (o menos) ventajas que desventajas, estamos hablando de involución. Ninguno de los “upgrades” que planteas tenía un perfil de perjuicios tan marcado como los frenos de disco a día de hoy. Por supuesto que el día que se nos proporcione la frenada del disco sin un aumento tan notable de peso, precio, rozamiento al aire y sobre todo complejidad para el mantenimiento, seré el primero en cantar sus bondades, ya que estaremos hablando de evolución, como lo fueron los cambios en las manetas o los pedales automáticos. No obstante, creo que todavía falta desarrollo para llegar a ese día.

      Muchas gracias por tu comentario

      Sebastian

  10. Antonio dice:

    Estoy totalmente de acuerdo , tiene usted más razón que un santo.

    • Sebastian Sitko dice:

      No sé si la tengo Antonio, cada caso tiene unas necesidades/posibilidades específicas. Lo que he intentado en este artículo es simplemente reflejar lo que pienso y cómo actuaría si tuviera que proceder a mejorar mi propia bicicleta.

  11. Jordi dice:

    Olvidas la modificación que más beneficios ha generado, me refiero a la rueda de 29 en BTT que ha hecho renovar todo el mercado.
    A mi parecer se sobrevaloraron los beneficios de la 29″ ignorando por completo los inconvenientes, es sorprendente ver como de un día para otro el peso de la rueda pasaba de ser un elemento de primer orden que justificaba un desembolso en ellas de bastante más de 1000€ a un segundo o
    tercer plano frente a unas supuestas ventajas
    Quién ateayer se gastaba un dineral en unas nuevas llantas superligeras ayer se gastó un dineral en una nueva bici de 29″ con unas ruedas bastantes más pesadas que las normalillas de 26″
    Vivir para ver.

    • Xabi dice:

      Me uno a tu comentario. Mi antigua bici Kona con cuadro de aluminio scandium de 1400gr de 26, montada a la carta por mi mismo con componentes cuidadosamente seleccionados de gran calidad/precio se quedó en 9,300 de peso con aun gran margen de mejora (terminó partiendose en un tremedo ostión y renové el cuadro por un Trek de carbono tambien de 26, aunque aún está sin montar ya que dejé de andar…). Actualmente cuando monte el cuadro Trek, con horquilla DtSwiss, doble plato y cassete de 9v 11-34 se queda sub-9 con una rigidez bastante aceptable (peso 90kg, cosa que cuando monté la bici original pesaba 70). El montaje salió sobre 2500-3000€ con mil pijadas por mi parte hace unos 9 años (cierre de titanio, tornilleris titanio, roldanas aluminio…etc…)
      Solo pensar que hoy en dia si quisiese hacer la transición a 29, con un desembolso de digamos 4000€ me darian un hierrazo de carbono con monoplato y de aproximadamente 10,5kg me hierve la sangre. Me perece un presupuesto abultado que deberia dar acceso a una gama media-alta, y no a una media pelada.
      Poco se comenta que las bicicletas tope de gama tanto de mtb como de carretera han pasado de 6000-7000€ a 10000€ o mas en unos pocos años, sin haber detras ninguna tecnología superrevolucionaria que justifique tal aumento de precios por la cara. El gran problema que yo veo es que la gama alta infla los precios y godo eso repercute negativamente a las gamas inferiores.
      Hace no tantos años por 1000€ comprabas una mtb decente para iniciarte y por 2000-2500€ tenias una buena bici de gama media tirando a alta. Hoy en dia eso me parece impensable. Por no decir nada de lo insultante del precio de los cuadros tope de gama. ¿En serio alguien se cree que un cuadro aero ultimo modelo fabricado en China/Taiwan valga 4000-5000€? Me parece insultante.
      Por no hablar de los aumentos de precio en componentes tope de gama como cascos (han pasado de 200 a 300-350€ en unos años, inflando precios de la gama media), zapatillas (de 200-250 a 350-450€ en muchos casos)…etc…
      Pero con diferencia lo peor es que no dejen elegir al cliente lo que quiera, muchisimas marcas unicamente van a fabricar con discos su gama de carretera por ejemplo, marcas que solo fabrican 29”… etc
      Las 29” llevaban mas de 20 años en USA y por casualidad, tachan, en un momento en el que la industria estaba “bloqueada” (ya no sabian que mas inventar para que tuviesemos que cambiar nuestra bicicleta completa) descubren las 29.
      Por ultimo me gustaria comentar todos los “pequeños” inventos que hacen para que nuestros componentes cada vez sean menos compatibles entre si (boost, mil medidas de ejes de pedalier, mil medidas de bielas y lineas de cadena, pasar de 10 a 11 y luego a 12v…etc…).

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias a ambos por los comentarios. Las ruedas de 29” sí tienen ventajas tangibles frente a las de 26”. Otra cosa es que esas ventajas merezcan la pena el desembolso y el cambio inmediato que hizo todo el sector…

  12. Xavi dice:

    Sebastian que razón tienes, nos quieren meter la novedades a precios no justificados con calzador, a mí entender cómo aficionado no es necesario tanta tecnología para disfrutar de una afición…gracias por decir en voz alta lo que muchos ya pensábamos desde hace años.

    • Miguel dice:

      Pensaba q comprando la emonda sl6 pro sin discos me había equivocado por lo q me decían los pros pero veo q no. Cambie la opción de discos por ruedas de carbono. Con tu análisis me quedo ya más convencido de lo que estaba. Gracias

  13. Alfred dice:

    Si algún día quieres hacer la misma comparativa en mtb (lo que nos quieren vender) te presto mi bici, del 2007 con cuadro aluminio, llantas 26″ y cambio 3x9v.
    He salido con muchos ciclistas mejor preparados físicamente que un servidor asmático y con llanta 29″ y dos platos las pasaban canutas para intentar seguirme.
    Las monoplato solo sirven para montaña pura y dura o dar un paseo a una velocidad máxima de 20km/h en llano

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por tu comentario Alfred. La llanta de 29” sí tiene beneficios demostrados por la ciencia, del monoplato habría que hablar otro día, sí.

      Un saludo

      Sebastian

  14. Manuel dice:

    Hola Sebastián, ya lo siento, pero no puedo más que discrepar contigo respecto a los frenos de disco.
    Tengo las dos bicicletas, con disco y con zapata, y si, es cierto que requieren más mantenimiento, pero te diré, q hay algo q te has dejado escapar, y es nada más y nada menos que la seguridad.
    Y en esto, los frenos de disco son de lejos, bastante más seguros que los de zapata, por varios motivos:
    1- El esfuerzo requerido para la frenada es menor que el de zapata.
    2-En mojado, tú mismo lo has dicho, no hay comparación.
    3-La distancia de frenado se reduce notablemente.
    La seguridad activa para el ciclista debe ser primordial, y junto con el pedal automático y los cambios en las manetas, el disco es de los tres mejores inventos para la bicicleta en los últimos 40 años.
    Además las pastillas se cambian de forma más fácil q las zapatas, el peso hoy día casi no llega a 200gramos respecto a ruedas de zapata, y limpiando los discos y las zapatas con isopropanol de forma periódica, cuando limpiamos la bicicleta sin más, es suficiente para tenerlos en buen estado y no hagan ningún ruido.
    En cuanto la aerodinámica, para el ciclista no profesional, 4 o 10 w menos, no me parece un dato relevante.
    Un saludo
    Manuel

    • Sebastian Sitko dice:

      Muchas gracias por comentar, Manuel.

      Estamos de acuerdo en que no estamos de acuerdo, en ninguno de los puntos que has expuesto. No obstante, se agradecen opiniones divergentes formuladas desde el respeto.

      Un saludo

      Sebastian

  15. Alfon dice:

    Creo que la mayoría de cambios que se dan es para sacarnos los duros, sin duda estoy de acuerdo con Sebastián,
    29er, frenos de disco en carretera, cambios electrónico en MTB y carretera….
    Soy aficionado, y no me hace falta nada de eso, y vivo en el interior del País Vasco, vamos, os aseguró que en 100km hacéis 3 de rectas en llano, o subes o bajas y poco más.
    Lo que intento decir es que en vez de pensar en luces y colores, pensemos antes que uso le vamos a dar, y seguramente nos irá mejor en casa.

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por comentar Alfon. Mi artículo va encaminado principalmente hacia una queja porque, por parte de la industria, no se informe bien al consumidor de las ventajas y también desventajas de los nuevos productos.

      Un saludo

      Sebastian

  16. Onésimo dice:

    Excelente artículo y me gustaría ampliases lo del potenciómetro porque he estado tentado de comprar el que va en los pedales. Muchas gracias

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por comentar. El dilema del potenciómetro para un aficionado se resuelve respondiendo a dos preguntas básicas:

      1) ¿Salgo simplemente en bici y disfruto sin preocuparme de llevar un entrenamiento estructurado y medir mis prestaciones?
      2) Una vez que tenga el potenciómetro, ¿tengo el conocimiento necesario para sacarle partido o bien estoy dispuesto a pagar un profesional que lo haga?

      No+Sí=Un rotundo sí a la compra.
      No+No=Yo no gastaría el dinero porque no le vas a sacar partido.
      Sí+Sí=A valorar, te puede resultar interesante.
      Sí+No=No tiene ningún sentido que lo compres.

      Un saludo

  17. Gaizka dice:

    No he terminado el articulo, creo que de entrada ya estabas demonizando el freno de disco exagerando bastante sus inconvenientes. Cualquier usuario habitual de bicicleta de montaña puede llevar un mínimo de 10 años, si no son 15, utilizando este sistema. Con la supuesta tortura que supone sacar la rueda, cambiar las pastillas o los constantes roces!! Es un sinvivir!!!
    Un freno de disco bien ajustado da tan pocos problemas como unos puentes de freno, os lo aseguro. Es mas, llevo ya tres años con discos en carretera y no concibo el futuro de otra manera. Eso si, sin electrónico… que el cable no se me va a quedar sin bateria.
    Entiendo el punto de vista de que la industria parece que genere la necesidad de tener discos si o si, y eso no es asi. Unos puentes de freno con unas buenas zapatas sobre pista de aluminio, frena de increíblemente bien, y son mas que suficiente.
    Pero bueno, si te estas planteando cambiar de bici por gusto, porque ya le toca relevo o por el motivo que sea… pensar en discos es absolutamente lógico… no hace falta poner los discos a bajar de un burro.

    Lo que hay que hacer es explicar las cosas con objetividad, y no exagerando como creo que ha sido el caso.

    Tal vez algún día acabe de leer el articulo, que por cierto, publicas algunos muy buenos y con los que estoy totalmente de acuerdo.
    Todo esto desde el mas absoluto respeto.

    Un saludo

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por comentar Gaizka. Te respondo citándote:

      “Un freno de disco bien ajustado da tan pocos problemas como unos puentes de freno”

      Precisamente el arte está en conseguir tenerlo siempre ajustado, mucho más complicado que unas simples zapatas.

      “Unos puentes de freno con unas buenas zapatas sobre pista de aluminio, frena de increíblemente bien, y son mas que suficiente”

      Con esto segundo suscribes básicamente la esencia de mi artículo: si son más que suficientes, ¿para qué gastar más en algo que perjudica en otros aspectos?

      Desde mi postura totalmente antagónica a la tuya, te agradezco la crítica constructiva y respetuosa.

      Un saludo

      Sebastian

    • Luis dice:

      Aunque comparto la idea general del artículo de no dejarnos llevar por los intereses de los fabricantes (por ejemplo, ahora nos quieren meter bicis eléctricas hasta por las orejas), me gustaría matizar lo que se dice con respecto a los discos.

      Tengo cuatro bicis en casa con frenos de disco, de un total de siete bicis (somos cuatro personas que montamos en bici y yo me ocupo del mantenimiento de todas). Una de ellas tiene unos frenos que son de los primeros que salieron, de 2003, y siguen funcionando razonablemente bien. Las otras tres bicis tienen frenos de puente o V. Puedo asegurar que el mantenimiento y ajuste de los frenos de disco hidráulicos actuales es menor que los de zapata. No tienes que tocar ningún ajuste durante toda la vida de la pastilla y cambiarlas es más fácil, ya que no te tienes que preocupar por la posición de la pastilla frente al disco porque es fija (no como con zapatas que tienes que alinear y ajustar cuidadosamente). Únicamente hay que preocuparse de apartar un poco los pistones cuando metes unas pastillas nuevas. ¿Roces? Por favor, ¿a estas alturas con esas?

      El que quiera que siga con zapatas, por supuesto, pero sabiendo que en agua no frenan prácticamente y tendrá una merma de seguridad. Sin duda, los frenos de disco fueron un gran avance en mtb. De hecho, en mi opinión, junto con las ruedas de 29″ y la horquilla de suspensión, uno de los avances más importantes. En las de carretera, también vienen bien. Yo no cambiaría de bici por eso, pero si fuera a comprar una bici nueva de gama media para arriba por otros motivos, lo tendría más que claro.

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por tu comentario Luis

      Veo que tu argumento principal se basa en tu experiencia en el mantenimiento de 7 bicicletas en tu casa, cosa que me parece estupenda. No obstante, será difícil que puedas convencer con ello a alguien cuya profesión se basa en un contacto diario con profesionales cuyo sueldo a final de mes proviene de montar en bicicleta (con sus diversos upgrades) y quienes dan un feedback constante del material que utilizan, sobre todo cuando éste les perjudica en su trabajo. Creo que si tengo que basarme en la percepción subjetiva/experiencia de alguien, no hay voz más autorizada que la de aquel cuyo sueldo depende, entre otras cosas, del material que utilice. Y las quejas que oigo al respecto de algunos items son, por desgracia, constantes. No obstante, me alegra mucho que tu experiencia con los discos haya sido tan positiva, ojalá lo pudieran decir todos.

      Un saludo

  18. Cesar dice:

    Muy didáctico el artículo…soy aficionado al ciclismo…es muy cierto el mensaje

  19. david dice:

    Yo m monté mi bici con cuadro d acero, ruedas d aluminio d gama media-alta (zapatas), grupo a mi gusto y potenciometro en biela, venia d bicicleta d carbono d gama media y solo con entreno con rodillo smart (zwift) y esfuerzo he podido superar en mucho mis mejores registros, mejor gastarse la pasta en un buen rodillo y planes d entreno q en una super bici

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por el comentario David. Por allí van los tiros de mi artículo: Si tienes un presupuesto de 4000, mejor llevar una bici de 2000, rodillo de calidad y potenciómetro que la misma bici de 2000 valorada en 4000 con discos y electrónico.

  20. Joaquín dice:

    Enhorabuena por el artículo, gusta mucho tanto en fondo como en forma. Muy didáctico!

  21. Diego niño dice:

    Yo compro lo que le sobra al otro y de buena marca

    • Richipeque dice:

      Mido 1,94 y peso de 85 a 88 kg. Bajando puertos largos y con desniveles de -10% o más, en verano, he reventado la mejores cubiertas del mercado por sobrecalentamiento de la llanta, y el consecuente aumento de presión de la ruedas, arma de “fading”, varias veces con riesgo mortal en muchas de esas caidas ,con los frenos de zapatas en aluminio . Mi idea es que a partir de determinado peso (80 kg) igual es mejor llevar discos, con sus inconvenientes, para unas bajadas mucho mas seguras

  22. Joseplr dice:

    Yo voy por montaña con una Schwinn Mesa DSX y en carretera con una Vitoria de carbono con unos cuantos años también. ¿El motivo de no cambiar a otras más modernas? Me lo paso brutal con las dos y creo que “mejoras” como monoplatos, 29′, discos en road, motores eléctricos y otras cosas sólo las han sacado al mercado para hacernos consumir. Cuando veo a alguien en lo alto de un puerto con una bici antigua o pesada pienso…”eso si que tiene mérito, no yo”. Eso si, quien quiera gastar, me parece perfecto.

  23. Romà dice:

    Da gusto leer articuloss tan bien escrito y con fundamento, soy un apasionado de la bicicleta desde joven, trastear con ellas me encanta, de tu articulo gracias por tus reflexiones muy a tener en cuenta, chapeau.

  24. Rafa dice:

    Y qué te parece unas buenas llantas de carbono en MTB en lugar de unas buenas de aluminio? Muchas gracias de antemano.

    Rafa.

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por comentar Rafa. Tras imponerse la llanta de 29”, le veo el aliciente de volver a bajar el peso ganado por el aumento de tamaño respecto de la de 26”.

  25. Vicente dice:

    Lo que hace falta son piernas y lo demás son tonterías para sacar el dinero ,con una BH de acero y cambios de palanca de los de antes e visto hacer oro en Sabiñánigo .

  26. Marold dice:

    Gracias por la información
    Hay que saber comprar y tener en cuenta todo lo mencionado, no dejarse llevar por la moda

  27. Arturo dice:

    Buenas ,

    Tras 22 años en btt con mi kona de acero Tange y frenos de Zapata decidí dar el salto a carbono con discos y rueda 29 pulgadas. Debo admitir que si, el cambio es asombroso

    Hubo algún bache porque la bici venía de tienda física en Madrid,comprada por internet. Traía desajustes. El dependiente no me ofreció mandarla a ajustar ya que soy de Bilbao y para 2 tonterías el riesgo de romper un cuadro de carbono es alto

    Al final solté 60€ para purgar frenos y engrasar pedalier. Biciclaje con solo 2 salidas por carretera ( más de 1 y menos de 3) aseguraba que yo no le hacía el mantenimiento. Vaya jeta !!!

    Hice un gran dispendio pero en 20 tantos años. No presumo siempre de ir a la ultima

  28. Manuel dice:

    Muchas gracias Sebastián estoy totalmente de acuerdo con tus comentarios. Para reforzar un poco tu análisis te puedo decir que tengo una bici de una marca española y tiene 20 años y va súper bien. Es el entreno lo que te hace andar mas rápido.

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por tu comentario Manuel.

      Hasta cierto punto sí se obtienen mejoras perceptibles con desembolsos moderados en cuanto a material: Un cuadro apañado, ligero y de carbono, grupo mecánico Ultegra y ruedas de aluminio tope de gama, conjunto que no tiene por qué irse a más de 2200-2400 euros, con pesos de 6.9-7.2kg y una aerodinámica más que aceptable. A partir de esa franja, cualquier ganancia extra va a suponer un desembolso exponencial. En vez de gastar 6000 euros extras para ganar los siguientes 10w, este mismo dinero se puede emplear, como bien dices, en convertirnos en mejores ciclistas (entrenamiento+nutrición+recuperación) y ganar muchos más vatios por mucho menos dinero.

      Un saludo

  29. Tomas dice:

    Me gustó mucho tu explicación y honradez. Saludos de un venezolano en Perú.

  30. Fernando dice:

    Yo puedo opinar de los dos mundos..Tengo una gravel con disco para suelo mojado y carreteras malas y una de carretera con puentes de doble anclaje al cuadro. Mi opinión en seco no hay diferencia ,en mojado prefiero discos.

  31. Marino dice:

    Siempre he sido un fanático del dicho: lo importante es el indio, no las flechas.

  32. Nelson ariza dice:

    Muy útil sus opiniones, yo tengo una bicicleta antigua “eastman” le e hecho algunas modificaciones ya que él sistema de frenos originales son muy obsoletos, pero aún así me agrada mucho hacer mis desplazamientos en mi bicicleta y es la mejor opción de transporte para el caos de las ciudades. A mi trabajo en cicla voy.

  33. Argi dice:

    Hola. Mi comentario está en cuarentena? Tranquilos no he enviado ningún virus…

    • Sebastian Sitko dice:

      Hombre Xabi, ¡tú otra vez por aquí! ¿Qué tal todo por Sarriguren? No, no está en cuarentena, va directamente a la papelera al igual que todos los que vayas a mandar a partir de ahora. La próxima vez que intentes mandar un comentario autoapoyándote con una identidad falsa que sepas que con cambiar el nombre y el correo no basta. Aunque ahora ya conozco tu identidad completa, estaría bien que la próxima vez que faltes el respeto a alguien des la cara y no te escondas tras el fácil de descifrar anonimato de la web.

  34. José Manuel dice:

    Un ciclista amateur que está en el top de las pruebas que se celebran en Canarias me dijo que aparte de mejorar la frenada el eje pasante a que obliga los discos hace a las bicis más rígidas y que, textualmente, “la bici que mejor sube no es la más ligera sino la más rígida”. Me gustaría saber tu opinión al respecto. Yo soy de los que no quiere oír hablar de los frenos de disco pero…

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por comentar José Manuel.

      El eje pasante sí otorga rigidez a la bicicleta, sin duda alguna. El problema es que no se ha comprobado científicamente que una mayor rigidez produzca necesariamente una mejor transferencia de la fuerza. Al respecto de la afirmación que citas, yo no estoy de acuerdo, sobre todo cuando hablamos de ascensiones que implican velocidades bajas (9% o superior para los profesionales, 5% o superior para la mayoría de aficionados). Por debajo de estos porcentajes, no es la rigidez ni el peso sino la aerodinámica de la bicicleta la que juega un papel más notorio.

  35. ÀLEX dice:

    Totalmente de acuerdo Sebastian. En mi grupeta, que todos competimos en máster, aun no han entrado los discos y no creo que entren, … lo comentamos mucho y observamos por ejemplo que en las bajadas en nuestras carreras (zona Alicante) aun no hemos visto esa supuesta ventaja de los discos de los que las llevan, de hecho te diría que con unas buenas pastillas y buenas ruedas, no le envidio nada a los discos.
    De hecho, a mi me ha venido bien esto de los discos…porque acabo de cambiar el cuadro mi bici Canyon(por capricho, la verdad, y porque la llevo desde hace 5 años) por otro tope gama de la marca de la S, poco menos que por la mitad de lo que valía el cuadro a principios de año…ya que están liquidando modelos para “meter” con calzador los discos…
    Así pues, yo recomiendo que el que quiera cambiar de bici y no quiera discos, aproveche el momento que el mercado brinda…eso sí…habrá que ir comprando repuestos de pastillas, etc…no sea cosa que se acaben.!!!!
    Un saludo crack!

    • Sebastian Sitko dice:

      Gracias por comentar Álex. Para gustos los colores. Mi opinión ya la he expuesto: para mí, a día de hoy los discos aportan más inconvenientes que ventajas en el ciclismo de carretera. En un futuro, si se consigue invertir ese balance beneficio/perjuicio seré el primero en llevarlos.

      Un saludo

  36. Sergio dice:

    Muy bueno el artículo Sebastián, y cuanta razón tienes. Nos intentan meter todo sea cómo sea, la cuestión es qué encima lo consiguen.
    Y genial la entrevista con los chicos de Todo Ciclismo.
    Me gustaría también saber tú opinión sobre el tema Gravel, no sé si da para un artículo, pero creo qué habrá más gente interesada en esto.
    Un saludo Sebastián

    • Javier dice:

      Muy buen articulo.
      Tengo dos bicis Top, con una diferencia de casi 10 años. Tienes toda la razón, es más tampoco creo que ruedas de tubular y perfil ligeras den ningún tipo de ventaja a unas sin perfil y aluminio.
      En cuanto “otros” metería lo innecesario de meter los cables por dentro del cuadro o los rodamientos del eje integrados. La antigua bici requiere ir menos al taller con el mismo uso.
      Por último una reflexión:
      ” porque no se dan los tiempos en las retransmisiones ciclistas años pasados” ya se que no es lo mismo, pero nos sorprenderia saber que el récord de Alpe duhez lo tiene una bici de aluminio.
      Saludos

Añade tu comentario